Edema Pulmonar

Edema pulmonar
Enviar esta página a un amigo Imprimir Facebook Twitter Pinterest
Es una acumulación anormal de líquido en los pulmones que lleva a que se presente dificultad para respirar.

Causas
El edema pulmonar a menudo es causado por insuficiencia cardíaca congestiva. Cuando el corazón no es capaz de bombear sangre de manera eficiente, esta se puede represar en las venas que llevan sangre a través de los pulmones.

A medida que la presión en estos vasos sanguíneos se incrementa, el líquido es empujado hacia los espacios de aire (alvéolos) en los pulmones. Este líquido reduce el movimiento normal del oxígeno a través de los pulmones. Estos dos factores se combinan para causar dificultad para

La insuficiencia cardíaca congestiva que lleva a edema pulmonar puede ser causada por:

Ataque cardíaco o cualquier enfermedad del corazón que ocasione debilitamiento o rigidez del miocardio (miocardiopatía)
Válvulas cardíacas permeables o estrechas (válvulas aórtica o mitral)
Presión arterial alta (hipertensión) grave y repentina
El edema pulmonar también puede ser causado por:

Ciertos medicamentos
Exposición a grandes alturas
Insuficiencia renal
Arterias estrechas que llevan sangre a los riñones
Daño al pulmón causado por gas tóxico o infección grave
Lesión mayor

Síntomas
Los síntomas del edema pulmonar pueden incluir:

Expectorar sangre o espuma con sangre
Dificultad para respirar al acostarse (ortopnea)
Sensación de «falta de aire» o «asfixia» (esta sensación se denomina «disnea paroxística nocturna» si lo hace despertarse hasta 1 o 2 horas después de haberse dormido y tratar de tomar aire)
Sonidos roncos, de gorgoteo o sibilantes con la respiración
Problemas para hablar en oraciones completas debido a la dificultad para respirar
Otros síntomas pueden incluir:

Ansiedad o inquietud
Disminución en el nivel de lucidez mental (nivel de conciencia)
Hinchazón del abdomen o de las piernas
Piel pálida
Sudoración (excesiva)
Pruebas y exámenes
El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico completo.

El proveedor auscultará los pulmones y el corazón con un estetoscopio para buscar:

Ruidos cardíacos anormales
Sonidos crepitantes en los pulmones llamados estertores
Aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia)
Respiración rápida (taquipnea)
Otros signos que se pueden ver durante el examen abarcan:

Hinchazón del abdomen o las piernas
Anomalías en las venas del cuello (lo cual puede mostrar que hay demasiado líquido en el cuerpo)
Coloración pálida o azul de la piel (palidez o cianosis)
Los posibles exámenes abarcan:

Análisis bioquímico de la sangre
Niveles de oxígeno en la sangre (oximetría o gasometría arterial)
Radiografía de tórax
Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
Ecocardiograma (ultrasonido del coraón) para ver si hay problemas con el miocardio
Electrocardiografía (ECG) para buscar signos de un ataque cardíaco o problemas del ritmo cardíaco
Tratamiento
El edema pulmonar casi siempre se trata en una sala de emergencias o en un hospital. Es posible que usted tenga que estar en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

El oxígeno se administra por medio de una mascarilla o de diminutos tubos plásticos (cánulas) colocados en la nariz.
Se puede poner un tubo de respiración en la tráquea para que usted pueda estar conectado a un respirador (ventilador) si no puede respirar bien por su cuenta.
Se debe identificar y tratar rápidamente la causa del edema. Por ejemplo, si un ataque cardíaco ha causado la afección, se debe tratar inmediatamente.

Los medicamentos que se pueden usar incluyen:

Diuréticos que eliminan el exceso de líquido del cuerpo
Medicamentos que fortalecen el miocardio, controlan el ritmo cardíaco o alivian la presión sobre el corazón
Otros medicamentos cuando la insuficiencia cardíaca no es la causa del edema pulmonar
Expectativas (pronóstico)
El pronóstico depende de la causa. La afección puede mejorar de manera rápida o lenta. Algunas personas posiblemente necesiten usar un respirador durante mucho tiempo. Sin tratamiento, esta afección puede ser mortal.

Cuándo contactar a un profesional médico
Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (el 911 en los Estados Unidos) si tiene problemas para respirar.

Prevención
Tome todos los medicamentos de acuerdo con las instrucciones si padece una enfermedad que puede llevar a un edema pulmonar o a debilidad del miocardio.

Seguir una dieta saludable que sea baja en sal y grasa, y controlar otros factores de riesgo pueden reducir el riesgo de padecer esta afección.

Nombres alternativos
Congestión pulmonar; Agua en el pulmón; Congestión del pulmón; Insuficiencia cardíaca – edema pulmonar

Referencias
Felker GM, Teerlink JR. Diagnosis and management of acute heart failure. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald’s Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2019:chap 24.

Matthay MA, Murray JF. Pulmonary edema. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray & Nadel’s Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 62.

O’Connor CM, Rogers JG. Heart failure: pathophysiology and diagnosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 58.