Impétigo

Impétigo

Qué es

El impétigo consiste en una infección bacteriana por la cual la parte superficial de la piel (epidermis) sufre una inflamación.

Se produce de manera bastante frecuente, aunque no hay datos exactos sobre su incidencia en España, tal y como explica Minia Campos, especialista en el Hospital Universitario Gregorio Marañón, en Madrid.

El pico más alto de presencia se produce entre los 2 y los 6 años. Además, es una infección contagiosa y se transmite por contacto directo. 

Causas

Las bacterias estafilococos y estreptococos son las causantes del impétigo, que consiste en la infección de la epidermis.

Además, tiene una mayor incidencia en verano y situaciones con malas condiciones de higiene, ya que la piel queda más expuesta.

Síntomas

La enfermedad se presenta en forma de heridas en la piel cubiertas de costras de color amarillento. Entre los síntomas no suele presentarse fiebre y, además, los pacientes suelen tener buen estado general.

Prevención

Para prevenir el contagio del impétigo es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar compartir toallas, ropa, cuchillas u otros productos de aseo personal.
  • No efectuar contacto con las heridas que supuren.
  • Tener un procedimiento estricto de higiene cuando establece contacto con la piel infectada.
  • Llevar una limpieza rigurosa de la piel para evitar futuras infecciones, sobre todo el lavado de manos.
  • Tener una correcta hidratación de la piel, para que se active la función barrera.

Tipos

La dermatóloga del Hospital Universitario Gregorio Marañón diferencia entre dos tipos de impétigo:

  • Impétigo no ampolloso: suele estar causado con mayor frecuencia por la bacteria estreptococo. Tiene lugar una erosión de la piel.
  • Impétigo ampolloso: este tipo de impétigo es causado en la mayoría de los casos por estafilococos.  Éste consiste en la aparición de ampollas en la piel.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza de manera clínica, basándose sobre todo en la característica principal de la erupción cutánea. Cuando existen dudas pueden realizarse otras pruebas como una tinción de Gram o un cultivo.

Tratamientos

El impétigo se trata normalmente con el uso de antibióticos y de cremas emolientes, que ayudan al mantenimiento de la barrera cutánea.

El objetivo del tratamiento es acabar con la infección.

Otros datos

¿Qué factores de riesgo tiene el impétigo?

El impétigo supone un riesgo alto para pacientes con problemas de riñón (nefrópatas) o con dermatitis atópica.

¿Es poco común en adultos?

La experta en Dermatología explica que no es que el impétigo sea una enfermedad que solo pueda sufrirse en un rango concreto de edad. No obstante, el pico de incidencia se encuentra entre los 2 y los 6 años.
Esto es debido a que el contacto físico entre los niños de esta edad es muy estrecho y los hábitos de higiene todavía no están instaurados.

Si se ha tenido en la infancia, ¿puede volver a aparecer en el futuro?

Podría volver a aparecer causado por otra bacteria diferente.