La melatonina y la glándula pineal

La melatonina y la glándula pineal

¿Cómo transmite la pineal información al resto del cuerpo sobre la hora del día y la estación?

Como parte del sistema endocrino, la pineal sintetiza y secreta una hormona llamada melatonina directamente en el torrente sanguíneo. La melatonina es una hormona derivada de la serotonina que modula los patrones de sueño. Al inhibir la liberación de ciertas hormonas reproductivas de la glándula pituitaria, la melatonina afecta nuestros órganos reproductores tanto en hombres como en mujeres.

La glándula pineal también segrega más melatonina en niños que en adultos, lo que se cree que inhibe el desarrollo sexual prematuro. Después de la pubertad, la pineal se encoge y libera menos melatonina.

La exposición a la luz de nuestros ojos determina principalmente la cantidad de melatonina que sintetiza y secreta la pineal. Producimos menos melatonina durante el día y aumentamos la secreción durante la noche.

La Calcificación de la Glándula Pineal

A diferencia de la mayoría de nuestro cerebro, la barrera hematoencefálica no aísla la pineal del resto de nuestro cuerpo. En cambio, la pineal recibe una gran cantidad de flujo sanguíneo, solo superada por los riñones.

Rodeada e inmersa en líquido cefalorraquídeo, esta glándula acampa en una pequeña zona similar a una cueva detrás y por encima de la glándula pituitaria.

En la década de 1990, la científica británica Jennifer Luke descubrió altas concentraciones de fluoruro en la glándula pineal de sus sujetos.

  • El fluoruro, que se encuentra comúnmente en la mayoría de las aguas municipales, así como en los pesticidas, se acumula en la pineal más que en cualquier otra parte del cuerpo.

Esta acumulación de fluoruro forma cristales de fosfato, creando una cáscara dura alrededor de la glándula pineal llamada calcificación. Esta calcificación hace que muchas facultades vinculadas al desarrollo de la mente se duerman.