Listeriosis

La listeriosis es una infección grave generalmente causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes. Se estima que 1600 personas contraen la listeriosis cada año y que aproximadamente 260 mueren por la enfermedad. Es más probable que la infección enferme a mujeres embarazadas y sus recién nacidos, adultos de 65 años o mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado.

 

Síntomas

La listeriosis puede causar una variedad de síntomas, según la persona y la parte del cuerpo que haya sido afectada. La Listeria puede causar fiebre y diarrea similares a las causadas por otros microbios transmitidos por los alimentos*, pero este tipo de infección por Listeria pocas veces es diagnosticada. Los síntomas en personas con listeriosis invasiva, es decir, que la bacteria se ha propagado más allá de los intestinos, dependen de si la persona está embarazada.

  • Mujeres embarazadas: Las mujeres embarazadas generalmente solo presentan fiebre y otros síntomas similares a los de la influenza, como fatiga y dolores musculares. Sin embargo, la infección durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro, o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido.
  • Otras personas además de las mujeres embarazadas: Los síntomas pueden incluir dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones, además de fiebre y dolores musculares.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente reportan síntomas entre 1 y 4 semanas después de haber comido alimentos contaminados con Listeria; algunas personas han reportado síntomas hasta 70 días después de la exposición, o tan temprano como el mismo día de la exposición.

Prevención

La Listeria es un microbio dañino que se puede esconder en muchos alimentos. Los brotes de infecciones por Listeria en los años 90 estuvieron vinculados principalmente a embutidos y salchichas. Ahora, los brotes de Listeria generalmente están vinculados a productos lácteos, frutas y verduras. Los investigadores han rastreado brotes recientes a quesos blandos, apio, germinados, melón y helado.

Lea más para informarse sobre qué alimentos es más probable que contengan Listeria y cómo usted puede tomar medidas para proteger su salud, lo que es especialmente importante para las mujeres embarazadas, las personas de 65 años y mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado. La mayoría de las personas con listeriosis está en uno de estos tres grupos.

mother and child

Todos pueden tener cuidado al comprar, preparar y comer alimentos específicos. Sepa cómo en https://espanol.foodsafety.govExternal, el portal del Gobierno federal con información sobre la seguridad de los alimentos.

Queso fresco y otros quesos blandos
Queso fresco y otros quesos blandos

 

Se estima que es entre 50 y 160 veces más probable que los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada causen una infección por Listeria que si están hechos con leche pasteurizada.

Si bien la pasteurización de la leche mata la Listeria, los productos hechos con leche pasteurizada igual se pueden contaminar si se producen en instalaciones que no tienen condiciones higiénicas.

Recomendaciones para todas las personas:

  • Asegúrese de que la etiqueta diga: “Hecho con leche pasteurizada”.
  • Sepa que quesos de tipo hispano hechos con leche pasteurizada, como el queso fresco, han causado infecciones por Listeria, más probablemente porque fueron contaminados durante el proceso de fabricación.

Recomendaciones para personas con riesgo más alto, entre ellas las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado:

  • Evite comer quesos blandos, tales como queso fresco, queso blanco, queso Panela, Brie, Camembert, quesos azules o queso feta, a menos que la etiqueta indique que han sido elaborados con leche pasteurizada.

Infórmese más:

  • Fotonovela: Mientras esté embarazada, tenga cuidado con el queso fresco Español Cdc-pdf[PDF – 3 páginas] Inglés Cdc-pdf[PDF – 3 páginas
  • Infografía: Chequee el queso, evite la Listeria  Español Cdc-pdf[PDF – 1 página] Inglés Cdc-pdf[PDF – 1 página]
Germinados crudos
Germinados crudos

 

Los germinados necesitan condiciones cálidas y húmedas para brotar y crecer. Estas condiciones también son ideales para que crezcan las bacterias, entre ellas las de la Listeria, Salmonella E. coli.

Recomendaciones para personas con riesgo más alto, entre ellas las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado:

  • No coma ningún tipo de germinado crudo o poco cocido (incluidos los germinados de alfalfa, trébol, rábano y frijol chino).
  • Cocine completamente los germinados para reducir el riesgo de enfermarse. La cocción completa mata las bacterias dañinas.
  • Cuando coma en restaurantes, pida que no se le agreguen germinados crudos a su comida. Si compra un sándwich, una ensalada o comida asiática ya preparados, chequee para asegurarse de que no contenga germinados crudos.

NOTA: No se pueden eliminar las bacterias al lavar los germinados. Los germinados caseros también pueden enfermarlo si los come crudos o poco cocidos.

Melones
Melones

Recomendaciones para todas las personas:

  • Coma el melón recién cortado inmediatamente o refrigérelo.
  • Mantenga el melón recién cortado a una temperatura de 41 oF o más baja durante un máximo de 7 días.
  • Deseche las porciones de melón que hayan quedado a temperatura ambiente por más de 4 horas.
Salchichas, patés, carnes para sándwich y cortes fríos (fiambres)
Salchichas, patés, carnes para sándwich y cortes fríos

Recomendaciones para todas las personas:

  • Evite que el líquido de los paquetes de salchichas y de carnes para sándwich entre en contacto con otros alimentos, o con utensilios o superficies de preparación de alimentos. Lávese las manos después de tocar salchichas, carnes para sándwich o embutidos.
  • Guarde productos en el refrigerador de manera segura:
    • Salchichas Guarde los paquetes abiertos durante un máximo de 1 semana y los paquetes no abiertos durante un máximo de 2 semanas en el refrigerador.
    • Carnes para sándwich y embutidos: Guarde los paquetes sellados de fábrica que no estén abiertos durante un máximo de 2 semanas en el refrigerador. Guarde los paquetes abiertos y las carnes cortadas en una tienda local de embutidos durante un máximo de 3 a 5 días en el refrigerador.

Recomendaciones para personas con riesgo más alto, entre ellas las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado:

  • Evite comer salchichas, carnes para sándwich, cortes fríos (fiambres) u otros embutidos (como la mortadela), o salchichas secas o fermentadas, a menos que los caliente justo antes de servirlos a una temperatura interna de 165°F o hasta que estén humeantes.
  • No coma ni los patés ni las carnes para untar refrigeradas que se encuentran en la sección de embutidos o carnes para sándwich de las tiendas de comestibles ni los que se encuentran en la sección de alimentos refrigerados. Los alimentos que no necesitan ser refrigerados, como los patés o las carnes para untar enlatados o no perecederos, son seguros para comer. Refrigérelos después de abrir el envase.

Continúe informándose:

  • Lea más sobre las salchichas y la seguridad de los alimentos External
  • Infórmese sobre métodos seguros para guardar, manipular y cocinar diferentes tipos de alimentos External
Pescado y mariscos ahumados
Pescado y mariscos ahumados

Un alimento es considerado no perecedero si se puede almacenar de forma segura a temperatura ambiente o en un estante.

No se considera que el consumo de atún, salmón y otros productos de pescado enlatados y no perecederos aumente sus probabilidades de enfermarse por Listeria.

Es importante saber que no todos los alimentos enlatados son no perecederos. Algunos alimentos enlatados tienen una etiqueta que dice “Manténgase refrigerado”. Algunos ejemplos de estos productos refrigerados incluyen pescados y mariscos ahumados como salmón, trucha, pescado blanco, bacalao, atún o caballa. Por lo general, a los mariscos y pescados ahumados y refrigerados se los identifica con términos como “estilo nova”, “ahumado” o “deshidratado” y se los encuentra en la sección de pescados y mariscos o de carnes frías de los supermercados o fiambrerías.

Recomendaciones para personas con riesgo más alto, entre ellas las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado:

  • No consuma mariscos ahumados refrigerados a menos que estén enlatados o sean no perecederos o que se hayan cocido en un platillo, como en un guiso.

Diagnóstico y tratamiento

La listeriosis generalmente se diagnostica cuando en un cultivo bacteriano (un tipo de prueba de laboratorio) crece la Listeria monocytogenes a partir de un tejido o líquido del cuerpo, como sangre, el líquido cefalorraquídeo o la placenta.

La listeriosis se trata con antibióticos.

Infórmese más sobre el tratamiento para personas con riesgo alto. *

¿Quiénes tienen mayor probabilidad de intoxicarse por alimentos con Listeria?
Illustration of a pregnant woman

Personas en riesgo: Mujeres embarazadas y recién nacidos

Los CDC estiman que la Listeria es la tercera causa principal de muerte por intoxicación alimentaria en los Estados Unidos. Se estima que 1600 personas se enferman por Listeria cada año y que aproximadamente 260 mueren por la enfermedad. Es mucho más probable que las mujeres embarazadas y sus recién nacidos contraigan la infección por Listeria, que se llama listeriosis.

Pregnant hispanic woman
  • Las mujeres embarazadas tienen una probabilidad aproximadamente 10 veces mayor que otras personas de contraer la infección por Listeria.

  • Las mujeres hispanas embarazadas tienen una probabilidad 24 veces mayor que otras personas de contraer la infección por Listeria.

  • Las mujeres embarazadas con una infección por Listeria pueden pasárselas a sus bebés que aún no han nacido.

  • La infección por Listeria puede causar abortos espontáneos, muertes fetales y partos prematuros.

  • La infección por Listeria puede causar enfermedades graves e incluso la muerte en los recién nacidos.

Mujeres embarazadas

Adultos mayores

Personas en riesgo: Adultos mayores

Los CDC estiman que la Listeria es la tercera causa principal de muerte por intoxicación alimentaria en los Estados Unidos. Se estima que 1600 personas se enferman por la Listeria cada año y que aproximadamente 260 mueren por la enfermedad. Los adultos mayores tienen un riesgo especial: Más de la mitad de todas las infecciones por Listeria ocurren en personas de 65 años y mayores.

A medida que las personas envejecen, su sistema inmunitario y sus órganos no tienen tanta capacidad para identificar y eliminar microbios dañinos en el cuerpo, incluidos los que causan la intoxicación alimentaria.  Muchos adultos mayores también tienen afecciones crónicas como diabetes y cáncer, y toman medicamentos que pueden debilitar el sistema inmunitario. Además, el ácido estomacal disminuye a medida que las personas envejecen, y el ácido estomacal desempeña un rol importante al matar microbios y reducir el riesgo de enfermedades.

¿Sabía usted?
Couple eating salad outside

Es 4 veces más probable que los adultos que tienen 65 años y más contraigan infecciones por Listeria en los Estados Unidos, en comparación con otras personas.

Adultos mayores

Personas con el sistema inmunitario debilitado

Personas con el sistema inmunitario debilitado

Personas en riesgo: Aquellos con el sistema inmunitario debilitado

Los CDC estiman que la Listeria es la tercera causa principal de muerte por intoxicación alimentaria en los Estados Unidos. Se estima que 1600 personas se enferman por Listeria cada año y que aproximadamente 260 mueren por la enfermedad.

Las personas con el sistema inmunitario debilitado debido a afecciones subyacentes como cáncer, diabetes, enfermedad hepática o renal, alcoholismo y la infección por el VIH o sida tienen más probabilidades de contraer una infección por Listeria. Los tratamientos que hacen más difícil que el cuerpo luche contra las enfermedades, como los de esteroides y quimioterapia, también pueden aumentar las probabilidades de contraer una infección por Listeria.

¿Sabía usted?

nurse and patientCiertas afecciones y tratamientos médicos pueden debilitar su sistema inmunitario y aumentar las probabilidades de que se enferme con alimentos contaminados.